Noticias de empresa

Cuando había que pedir una conferencia

Publicado el

Damos por hecho que marcamos un número de teléfono y podemos establecer comunicación al instante con alguien de otro país o continente. Pero esto no era siempre así, pues incluso para hablar con un abonado de la misma provincia había que ‘pedir una conferencia’. ¿Alguien se acuerda?

”Por favor, señorita, me puede poner con el número 32 de Valdecilla, provincia de Santander”… “De acuerdo. Hay una demora de cuatro horas para su conferencia. Le avisaremos”….

Este diálogo era cotidiano hasta entrados los años setenta, sobre todo en zonas rurales. Nos imaginamos a la telefonista delante de la centralita, poniendo y quitando clavijas para conectar unos con otros, conociendo de memoria los números y nombres y hasta detalles personales de sus abonados. Historias de otro tiempo.

Centralita Standard Electrica
Centralita Standard Eléctrica de 1935

 

En nuestra oficina se puede ver este ejemplar de una pequeña centralita para veinte abonados de la marca Standard Eléctrica, fabricada alrededor del año 1935,  ¡una verdadera pieza de museo!