DestacadosNoticias de empresa

Evolución permanente hacia la excelencia

persona hablando a través de una lata con un hilo

Hablar de centro de llamadas o Call Center, hasta hace muy poco tiempo, significaba únicamente hablar de teleoperadores que, a través de un “teléfono”, atendían a personas que necesitaban una información concreta sobre un servicio o empresa determinado. Los centros de llamadas, ahora denominados Contact Center, deben adaptarse a la nueva era tecnológica en algo más que en el nombre y muchos así lo vienen realizando.

Los cambios científicos y técnicos, la constante evolución, la creatividad, la especialización, la transformación a través del conocimiento es una realidad que debemos aprovechar para optimizar los recursos del Call Center y ponerlos a disposición y beneficio de las personas y empresas, orientados a mejorar la comunicación y la información con tecnologías eficientes y seguras. Las técnicas de marketing y mercadotecnia, aplicadas en beneficio de quien las usa, logran que se establezcan nuevos paradigmas sociales.

La gran transformación digital de los contact center llegó con la telefonía móvil, siguió con Internet y la tendencia en innovación es la interpretación de todos los datos, para así tomar las decisiones acertadas que ayuden en la optimización y beneficios de las prestaciones ofertadas.

 

Del telemarketing al social media, del teleoperador a la automatización de llamadas, servicios de secretaría virtual que conciertan cita con tu médico o dentista o gestión de correo electrónico empresarial durante las 24 horas , los 365 días del año; soporte virtual a las compras en e-commerce, protocolos y soluciones integrales en comunicaciones con control , monitorización y análisis … tareas ineludibles para la actividad de cualquier empresa.

 

Así se han diversificado y ampliado los servicios ofertados por estos centros que se convierten en grandes ejes digitales administrativos de asistencia, pero sin olvidar nunca la esencia:  innovación y mejora permanente en la comunicación y atención al cliente.

 

Toda la experiencia, competencias, habilidades y capacidad analítica que poseemos en el campo de la información nos lleva al crecimiento personal, al enriquecimiento cultural y, por supuesto, nos llevan a la tan ansiada excelencia profesional. Si intentamos transmitir esta política de cultura empresarial a nuestra plantilla, ¿qué creéis que puede ocurrir?

 

Nota: Este artículo fue publicado en el portal digital AHORROEMPRESA360